Derecho de familia (divorcios, pensión de alimentos, nulidades matrimoniales), herencias, reclamaciones civiles de todo tipo, judiciales y extrajudiciales, reclamaciones de indemnización por daños y perjuicios. Reclamaciones bancarias (preferentes, deuda subordinada y cláusula suelo, por la via civil. Propiedad horizontal, desahucios.